El cuerpo ha sido objeto de estudio y análisis por los pensadores de todas las épocas. El objetivo ha sido buscar una explicación de la existencia y función del ser humano en el «Orden» de la naturaleza.  Múltiples y diferentes teorías que han impregnado el pensamiento social según la época y tendencia dominante de lo que es el ser humano que han marcado nuestro hábitos y costumbres personales y relacionales. A continuación hago un repaso desde Platón a nuestros días del cuerpo en el pensamiento filosófico y cultural:

Para Platón el ser humano estaba constituido de alma y cuerpo (pensamiento dualista). En el cual, el cuerpo, materia

Según la RAE,

Con esta definición generica,da la sensación que se ha querido controlar a la población (Focault) alejandolo de su condición animal o natural, priorizando la mente «Pienso luego existo» (Descartes) frente al cuerpo. Afirmación erronea respecto a que el ser humano puede seguir viviendo aun cuando no funciona el organo de la mente, pero en ningún caso puede vivir sin el cuerpo, aún inmovil, el corazón debe latir para que se de la vida.

Pero frente a esta concepción dualista del ser humano, (alma Vs cuerpo) otros muchos filosofos y pensadores formularón teorías opuestas, entre ellos Baruch Spinoza coetaneo de DEscartes afirmaba que «alma y cuerpo son una y la misma cosa» y que «un cambio en el estado de mi cuerpo no causará un cambio en el estado de mi mente; es ya un cambio en mi mente.»

Idea que defendio Aristoteles, para el cual las sustancias sensibles (de este mundo) están constituidas por dos principios: materia, que dice de qué esta hecha una cosa, y forma, disposición o estructura de la misma. Siendo la materia «un principio indeterminado» que adquiere su determinación gracias a la forma (Teoría Hilemórfica). Ambos principios son inseparables, inmanentes.

Nietsche volvio a tomar estas teorias resultado un punto nuevo de inflexión colocando a lcuerpo y la existencia de él en el pensamiento filosofico moderno:

Cuerpo soy yo íntegramente, y ninguna otra cosa;

y alma es sólo una palabra para designar algo en el cuerpo.

 

Instrumento de tu cuerpo es también tu pequeña razón, a la que llamas

«espíritu», un pequeño instrumento y un pequeño juguete de tu gran

razón.

 

Dices «yo» y estás orgulloso de esa palabra. Pero esa cosa más grande

aún, en la que tú no quieres creer, – tu cuerpo y su gran razón: ésa

no dice yo, pero hace yo.

 

Detrás de tus pensamientos y sentimientos, hermano mío, se encuentra

un soberano poderoso, un sabio desconocido – llamase sí-mismo. En tu

cuerpo habita, es tu cuerpo.

 

Hay mas razón en tu cuerpo que en tu mejor sabiduría. ¿Y quién sabe

para qué necesita tu cuerpo precisamente tu mejor sabiduría?

 

¡Yo no voy por vuestro camino, depredadores del cuerpo! ¡Vosotros no

sois para mí puentes hacía el superhombre! –

La definición actual de cuerpo según la RAE, cuerpo, del latín corpus, el término cuerpo tiene varios usos. Se refiere, por ejemplo, a algo que posee tamaño limitado y que es apreciable por los sentidos, al grupo de sistemas orgánicos que conforman un ente vivo, y a la espesura o densidad de los líquidos. El cuerpo humano está compuesto por la cabeza, el tronco, las extremidades superiores (brazos) y las extremidades inferiores (piernas).

No obstante en un acercamiento a Michel Foucault podemos ver que todo conocimiento o saber que se pretende neutro u objetivo esta sostenido y posibilitado por prácticas y relaciones de poder que se encuentran articuladas en un determinado dispositivo y en una determinada época histórica; y, a su vez, los saberes y conocimientos producidos dan lugar a nuevas formas y mecanismos de poder, de sujeción, de producción de los individuos que están inmersos en un complejo campo social.

De ahí que el complejo entramado de relaciones de poder-saber dio pio a la noción de “alma” como objeto sobre el cual se organizan las prácticas punitivas a fin de corregir. El alma no es sólo un efecto ideológico, es más bien una realidad producida en torno y al interior del cuerpo por el funcionamiento del poder que castiga. El alma articula los efectos de un tipo de poder y un saber:

Realidad histórica de esa alma, que a diferencia de la representada por la teología cristiana, no nace culpable ni castigable, sino que nace más bien de procedimientos de castigo, de vigilancia, de pena y de coacción. El alma real e incorpórea no es en absoluto sustancia; es el elemento en el que se articulan los efectos de determinado tipo de poder y la referencia de un saber, el engranaje por medio del cual las relaciones de saber dan lugar a un saber posible, y el saber prolonga y refuerza los efectos del poder.[14] VIGILAR Y CASTIGAR  DE MICHEL FOUCAULT [14] Cfr. Ibíd. p. 27-28

 

Isadora Duncan

El cuerpo no es más que un instrumento armonioso y bien adaptado cuyos movimientos expresan no solo los movimientos del cuerpo, como en la gimnasia, sino también los pensamientos y sentimientos del alma.

 

Kandiski

(Cuerpo), no como instrumento para la producción de figuras visibles, sino para la transmisión de impresiones profundas o vibraciones anímicas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies